El palista de la Provincia de Santa Fe Rubén Rézola Voisard nos cuenta como será el 2017 para él; sus objetivos y metas.                                                  
 
 Luego de un 2016 que lo tuvo como protagonista en el canotaje de velocidad en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, el santafesino Rubén Rézola Voisard comenzó su preparación en el nuevo ciclo olímpico con la mira de llegar a Tokio 2020.
 
El nacido deportivamente en el Club Náutico El Quillá comenzó el año, luego de unas vacaciones, con entrenamientos livianos, con pocas sesiones: “a medida que vaya pasando el tiempo voy a ir sumando entrenamientos en esta parte del año”, comento Rubén; quien agregó que “en marzo tengo fechas de exámenes (está estudiando para rendir 4º y 5º año para finalizar el secundario) y me estoy preparando como corresponde para eso”.
 
La meta más importante en esta primera parte del año para Rézola es poder rendir las materias y aprobar para finalizar el colegio secundario, el cual tuvo que abandonar para poder centrarse en su carrera deportiva.
 

 
 
“Deportivamente intentaré cumplir con los compromisos mas importantes a nivel internacional, mi objetivo es estar en el Campeonato Mundial (en agosto del 23 al 27 en Racice -República Checa). También es un año de Sudamericano en Colombia y cerca del fin de año el Panamericano que se haría en Ecuador”, concluyó el integrante del PAR Tokio 2020.
 
El 2017 comenzó para el especialista en el K1 200 con las renovadas motivaciones deportivas intactas y con la mira puesta el en primer gran objetivo del año: poder finalizar el ciclo de estudios secundarios.