El DT contó cómo está Colón para los partidos ante River, planteó la duda sobre las presencias de Matías Fritzler y Damián Schmidt, y descartó la llegada de Gabriel Carabajal.

Colón se prepara para afrontar la Fase 2 de la Copa Sudamericana, donde enfrentará a River Plate de Uruguay, en una serie que tendrá su inicio el próximo martes 22 de mayo, en Montevideo.

Pablo Lavallén tuvo el tiempo necesario para preparar física y futbolísticamente a su equipo, debido a que contó por primera vez desde que es DT sabalero contó con casi un mes de trabajos ininterrumpidos por la competencia oficial.

El DT brindó una conferencia de prensa este jueves en el Predio, donde se refirió al gran objetivo que le queda al plantel por delante en lo que resta de la temporada, y comenzó diciendo: “La importancia es la máxima, es una competencia internacional, lo único que nos queda para terminar el semestre y queremos hacerlo de la mejor manera para hacer un buen partido en Uruguay y luego en Santa Fe para pasar de llave. El equipo está bien, hay que seguir trabajando pero vimos una mejoría y buscaremos plasmarlo en Uruguay y luego confirmarlo en nuestro estadio”.

Sobre lo que significa jugar ante un rival que viene en actividad, dijo: “Eso se verá el día del partido, especular es difícil. Se está cerrando una temporada en todos los países, ellos seguramente estarán cansados por jugar todos los domingos, pero no hay recetas mágicas, hay equipos que paran y vuelven mejor y otros que paran y pierden el ritmo. Es aventurar un pronóstico. Nosotros hicimos fútbol, pero la exigencia lógicamente no es la misma que un partido oficial. Pero trataremos de estar en máximo nivel futbolístico, concentrados y jugar en forma inteligente, donde son dos partidos, 180 minutos, con la posibilidad de definir como local”.

También se le preguntó por el rival, y contestó: “Vimos algunos videos, es un equipo rápido, intenso, ataca en forma directa, no tiene demasiada elaboración, trata de atacar por las bandas con (Mauro) Da Luz y (Luis) Urruti que son los extremos, tiene un centrodelantero de buen porte que es (Juan) Olivera, que tiene buen juego aéreo. Tienen mucha intensidad. No sé cómo saldrán a jugar el partido. Con Santos salieron a esperar, por lo que la incógnita estará en saber cómo jugarán el partido, si nos darán la pelota o se harán cargo de la localía, aunque no está dentro de su estilo. Eso tenemos que resolver a la hora que arranque el partido, nosotros intentaremos de hacer nuestro partido. Tendremos que tratar de ser inteligentes, sabiendo que el gol de visitante suma mucho, lógicamente no hay que recibir”.

En cuanto a si hay similitudes entre las actualidades de River y Colón, que terminaron mal en el torneo local pero llegan bien en la Copa, y afirmó: “No creo que seamos equipos iguales, pero puedo hablar por los cuatro partidos que dirigí en el torneo local. No tuvimos tampoco la posibilidad de jugar demasiado en la fase internacional, solo dos partidos que ganamos. Ellos vienen con un proceso más largo que el nuestro. Colón tuvo un cambio de cuerpo técnico, de formas y de manera de entrenar. Por lo que me parece que no se pueden emparentar, ya que nosotros llevamos solo dos meses de trabajos. Me focalizo en lo que hicimos en la Sudamericana, tratando de mejorar, y buscaremos cerrar de la mejor manera y tener las tres competencias para el próximo semestre”.

Luego se lo consultó por la chance que llegue Gabriel Carabajal, y disparó: “No tengo ningún tipo de conocimiento, nunca salió de mi boca, nunca lo hablé con el presidente. En los diálogos que tuve con el presidente nunca se habló de ese nombre, será una especulación, no me interesa tenerlo en el plantel, me parece que en el plantel tenemos jugadores que pueden hace bien ese trabajo. No entraría en mis planes”.

En otra parte se lo consultó por el estado de los jugadores que presentan inconvenientes físicos, y dijo: “Fernando (Zuqui) tuvo fiebre y le dije que si quería descansar y hacer un trabajo regenerativo, prefirió entrenar. Tuvo un estado que lo debilitó y por eso no estaba de la mejor manera, pero va a estar. Lo de Damián fue un golpe y se hará estudios, al igual que Matías Fritzler que salió con una molestia. Veremos si los podremos contar o no, ya que estamos en la recta final del partido, entre mañana y el sábado haremos algo de fútbol, para ir plantando el equipo, algún táctico y resolver la lista para viajar. Si nos confirman con qué jugadores podemos contar y con cuáles no tendremos que ir definiendo puestos y estrategias.

En cuanto a la logística para el viaje a Uruguay para el partido de ida de la Sudamericana, informó: “Hablamos con la dirigencia de llevar a 22 jugadores, más allá que nos permiten tener 23. A la logística la está manejando el club, si bien es un partido cerca no había demasiados días para trabajar y no es fácil sacar 30 boletos juntos en avión, desde Santa Fe hay días que no hay vuelos, poca frecuencia. Hoy iban a terminar de armar el viaje. Nosotros dimos tres alternativas, una es en vuelo chárter, otra ir hasta Buenos Aires en micro y luego en avión a Montevideo, y la otra que es micro. Lógicamente cada una tiene su ventaja y desventaja. En chárter estás en el día anterior en suelo uruguayo y no entrenás allá, mientras que en micro tenés que llegar con tiempo para descansar un día y pasar aduana a cualquier hora, luego entrenar. Pero lamentablemente nosotros como cuerpo técnico mucho no podemos hacer, solo plantear los pros y contras”.