Central San Carlos empató con Argentino de Franck y el “sabalero” se coronó como nuevo campeón de la Liga Esperancina de fútbol, aprovechando que en el encuentro de ida, se había quedado con el triunfo por 2 a 1.

Se jugó el partido revancha de la final del torneo “150 Aniversario de Humboldt” de la Liga Esperancina de Fútbol. Abrió el marcador Juan Manuel Gallego para Central y puso cifras definitivas Cristian Michlig de tiro penal.

Por el partido de vuelta de la final de la Lef. En el “Venancio Ratghe”, Argentino de Franck recibió a Central San Carlos que llegaba con una leve ventaja (2 a 1).

De arranque Central se plantó mejor en la cancha y salía de contra. El “tino” muy desordenado buscaba por todos lados la apertura del marcador. Pero en una contra bárbara que inicia Juan Manuel Gallegos se la abre a Federico Sola que engancha un par de veces y tira el centro para que Gallegos se eleve y de cabeza marque el 1 a 0, un verdadero golazo.

Luego Argentino tuvo el empate luego de un tiro libre “envenenado” que el arquero de Central, Nahuel Ambort vuela y la saca al córner. Después de ahí no paso mucho más hasta el cierre de la primera parte.

En el complemento y de arranque un claro penal para Argentino que Gabriel Rolón (de buena labor) lo cobra y Cristian Michlig lo cambia por gol. Y ahí se abrió otro partido, Central aguantó más que nunca y en las contras convirtió al golero Armando Garbarini en figura ya que tapó un par increíbles.

Argentino, sin ideas, buscó el gol ese que lo lleve al tercer partido, pero siempre la defensa del “sabalero” y sobre todo su arquero Nahuel Ambort respondieron de manera brillante.

Fue empate en 1 y Central se coronó campeón. Para resaltar hubo muchos puntos altos, desde su entrenador Gonzalo Schmidhalter que formó un gran grupo y jugadores que a medida que pasaron los partidos se fueron afianzando y son justos campeones.